lunes, agosto 7

Ferrari perdió los derechos sobre el nombre Testarossa

Ferrari ha perdido los derechos sobre la denominación 'Testarossa' en un tribunal de Düsseldorf, en un juicio contra un fabricante de juguetes alemán.
El Ferrari Testarossa, junto a otros modelos como el F40, 
es uno de los modelos más icónicos de la marca de los
últimos 40 años. Su espectacular figura sigue siendo única.

Según el tribunal, la marca no ha empleado lo suficiente esta denominación en los últimos años como para proteger su propiedad, por lo que ahora, en teoría, está libre para cualquier otro uso – reseñó el portal ‘motor.es’.
La compañía italiana ha perdido los derechos sobre la denominación Testarossa, que daba nombre al célebre deportivo de mediados de la década de los 80. Esto ha tenido lugar en Alemania, tras la decisión de un tribunal de la ciudad de Düsseldorf, en un juicio contra el fabricante de juguetes Autec AG.
Según informan los medios alemanes, el tribunal decidía que Ferrari no había empleado el nombre lo suficiente en los últimos años como para protegerlo, ya que la marca no lo ha usado a nivel comercial durante años. Aunque la firma de Maranello alegó que sí que lo emplea y que debe protegerse, ya que actualmente la compañía se encarga del mantenimiento de los vehículos de los clientes, los Ferrari Testarossa y 512 TR fabricados entre 1984 y 1996.
Tras el juicio, el fabricante de juguetes, que alegaba que esa denominación no ha sido empleada lo suficiente, pretende emplear el nombre en otro tipo de productos, como afeitadoras o bicicletas eléctricas. En teoría, Ferrari aún puede apelar esta decisión ante los tribunales alemanes, pero no se conoce la intención de la empresa a este respecto.
La denominación Testarossa nacía como derivado de la expresión original Testa Rossa, el nombre del 250 Testa Rossa o TR de 1957, que era apodado así por sus culatas de color rojo. En los años 80 Ferrari decidió emplear esa denominación, pero en esta ocasión unida en una sola palabra, en el Gran Turismo que daba sucesión al BB512i.
El Ferrari Testarossa, junto a otros modelos como el F40, es uno de los modelos más icónicos de la marca de los últimos 40 años.  Su espectacular figura era y sigue siendo única.  Sin alerones de ningún tipo, Leonardo Fioravanti encabezó el equipo de diseñadores de Pininfarina para dibujar una carrocería que en si misma era un alerón, con los abultados laterales formando una cuña hacia la trasera, con las enormes entradas de aire con lamas horizontales tipo radiador, uno de los motivos de diseño más copiados de la época, y que erróneamente se le atribuyen a este modelo, cuando realmente Pininfarina ya las había empleado en otros modelos Ferrari anteriormente, aunque a menor escala. Con el Testarossa simplemente las dibujaron de mayor tamaño. Tras su lanzamiento, la imagen del modelo se volvió viral, a pesar de que ese término no se empleaba en aquella época, y es a día de hoy todo un icono de la década.
Montaba un 12 cilindros plano de 4.9 litros que entregaba 394 CV (390 hp), una de las cifras de potencia más altas de la época, solo superada por el Lamborghini Countach 5000 Quatrovalvole de 420 CV lanzado un año más tarde, precisamente para superar la potencia del Testarossa de 1984.

No hay comentarios.: